domingo, 2 de mayo de 2010

Cambio instantáneo

Hay que reparar los amortiguadores, los frenos delanteros, las rótulas, el caucho, el aire y queda como nuevo. Así te lo dicen y así es. Se quitan y se ponen piezas y todo queda como nuevo. Se siente al manejar, se siente al volver a usar.
Pastilla derecha, sustituye.
Amortiguador Izquierdo, sustituye.
Es cambiar una pieza por la otra, nada más. No va uno a tirar el carro porque no sirve y no se le lleva a ningún terapeuta para que entienda que debe cambiar.

Para matar las horas de hastío, me divertí haciendo algunas fotos, probando este sitio coloridamente gris y viendo la combinación de unos impecables zapatos blancos con la grasa. Me acerqué para ver si estaban envueltos en envoplast y no, era sólo el cuidado de gente que sabe que aún con grasa, puede haber limpieza y orden.

Qué rico sería que podamos hacer lo mismo con algunas cosas en nuestra mente.
Pensamiento sobre la ciudad: cambiar.
Pensar en políticos: eliminar.
Pensar en mejorar: ajustar y engrandecer.
Pensar en trabajo: nuevo equipo de luces.
Pensar en los pendejos en los cuales he perdido tiempo y fe: al igual que la limpieza y la mugre siempre se puede cambiar!

2 comentarios:

YUSDELLY dijo...

Lo bueno de cada amanecer, es que trae la oportunidad de hacer algo nuevo... se pueden cambiar las rótulas del estuche de maquillaje o los amortiguadores del pantalón azul (o negro?) que está en nuestro closet... no sé... siempre tienes la opción de poder cambiar lo que quieras, incluso los labios pueden tener una sonrisa aún en la cola de la av. Fco. de Miranda (¿?)... jeje
Hemanita, me encanta la magia que pones a tus fotos, aún la tristeza del gris puedes convertirlo en pequeños matices de alegría.. wao que maravillosa eres!! te adoro hemanita

Maiskell dijo...

Yo a ti mucho y siempre mi Yyei!