sábado, 17 de abril de 2010

¡Un cafecito por favor!

Hoy mi día comenzó con un mail hermosísimo de mi amigo Raúl. Es rico saber que "hay gente que está caminando en el mundo" me dijo en estos días para explicar que vale la pena creer en las personas. A mi se me hace que si. Él es uno de ellos, una de esas personas en las cuales creo.

Me lo leí con una rica taza de café y una sonrisa. Por tus palabras, gracias. Por tu amistad, gracias. por todos los cafés que hemos compartido, gracias.

Él es escritor. Serio escritor. Buen escritor y por sobre todas las cosas ¡amigo!

Aquí su correo:

Querida maiskell:
he descubierto la alegría de visitar tu blog con una extraña sensación de profanación permisiva.
Siento como si alguien, como una expresión íntima de amistad, te permitiera visitar su casa y revisar lo que hay en los cajones abiertos del escritorio.
Los otros no se tocan,  no se pregunta, no existen.
Así uno encuentra fotos maravillosas como la del corazón que acabo de ver y confundí con Yann Arthus Bertrand y, más allá de tus virtudes como fotógrafo, descubrir una mujer sincera, que escribe con el corazón, generosa, compartiendo sus visiones del mundo con la gente a la que quiere.
Después de revisar (con tu autorización) esos cajones abiertos, me confirma tu talento como escritora. No sé por qué continúas recibiendo talleres cuando dominas el lenguaje. Acaso el blog es una creación de alguien tan tímido como nosotros, lo suficientemente soberbio como para asumir la palabra como una forma del arte y lo suficientemente tímido como para no proclamarlo en un libro. Dicen que el artista de verdad está movido por la ambición de ser reconocido y ese es su motor. Probablemente sea cierto, como también lo es que hay tantos motivos como gente, que todos son válidos y que a mi, como alguien que te ama, me basta con asomarme a tu corazón a través de esos cajones abiertos.

Un beso y todo mi amor


Raúl

3 comentarios:

todoloquemepasa dijo...

Wow, qué palabras más bonitas. Creo que yo me derritiría si alguien me escribiese algo tan lindo como eso y más porque se nota q es sincero.

A mí también me encanta como escribes y las fotos que haces; y me encantó la analogía que hace Raul sobre los blogs como cajones abiertos de la casa de alguien; nunca mejor dicho. Ya tengo otra idea para un post!!

=)

Maiskell dijo...

Me derretí! Y espero por el post que te inspiró mi amigo Raúl!

todoloquemepasa dijo...

=) ya está escrito pero lo publicaré el 30 de este mes. Debe llegarte un ping bank a este post la que lo enlacé en mi post =)