lunes, 24 de diciembre de 2012

Un coloso del Sorte se despide sin querer


Por Maiskell Sánchez
@maiskell
Copyright © Maiskell Sánchez 2012


Número 24 en la camiseta de Yaracuyanos. Centrocampista. 32 años. Defendió con orgullo los colores de varios equipos en años anteriores: Unión Lara, Portuguesa FC, Monagas SC, Aragua FC, CD Lara.
Dos tiros dice la prensa. Dos tiros para robarlo. Muere Jarvi Mejía. Destacado en grande dice Colombiano. Jarvi Mejía, naturalizado Venezolano. Pienso. Venezolano por decisión, lo cual lo hace doblemente venezolano. Nacer en un país es una casualidad, querer ser de él, una decisión.
“Llegó la hora de defender nuestra casa” Así se expresaba para hablar de su equipo. Conjugaba el nosotros perfectamente.
Bajo el sol, la lluvia o los aplausos, estaba el compromiso de jugar con su equipo.
Jarvi Mejía es de nuestro fútbol. Defendió la camiseta de equipos nuestros. Estoy consternada. Igual que cuando leo la cantidad de muertos que ingresan a la morgue cada semana. Igual que cuando agreden e incluso matan a un árbitro en el Táchira o en Holanda. Igual que cuando los fanáticos pasan a ser amedrentadores de oficio escudados en una camiseta que no merecen llevar.
El jugaba en Yaracuyanos y estaba dispuesto a jugarse la vida por su equipo. Solo por su equipo.

Caracas, Dic. 2012